Seleccionar página

Me llamo Gustavo León, hace 8 años que vivo con ELA. Puestos a ser positivos,  llevo 3 años de regalo, y puestos a ser aún más positivos, esta es una experiencia única.  Puede que parezca frívolo al afirmarlo,  pero,  si algo te da la ELA, es libertad para pensar y decir lo que te plazca, sin ofender a nadie. Pues obrar de manera ecológica es una máxima que me impongo. Mi aventura empieza con cuarenta y tantos años, tengo una estabilidad económica, una carrera con bastante éxito y una familia que me colma, entonces aparecen unos síntomas que empiezan a preocuparme, unas fasciculaciones, como unos movimientos espasmódicos, en mi bíceps izquierdo, cosa que achaco al estrés, pues soy médico de urgencias, además de tener una consulta privada que va muy bien.

Como médico,  me preocupo por mi salud, como bien, hago ejercicio físico con la regularidad que mi profesión me permite y no tengo hábitos tóxicos, salvo el estrés.

Pero en mi interior, algo me dice que no estoy bien. Consulto con algunos colegas de profesión, ninguno especialista en neurología, tratando de encontrar algo que me indique que la alarma que suena en mi cabeza, es solo una tontería, que es producto del trabajo y que se me pasará. Acudo al hospital, con la ayuda de una buena amiga, me presenta a un neurólogo al cual le cuento mis síntomas y mi preocupación porque fuera ELA. Entre bromas, me reconoce que la enfermedad  es complicada de diagnosticar y que no me preocupe. Que suelen darse por estrés muchos síntomas, no me tranquiliza en absoluto, ya tengo claro mi diagnóstico y he aquí mi gran tremendo error,  yo mismo me diagnostiqué.

El resto, ya es historia. Una historia que voy a reflejar en este Blog, que hemos llamado Mi Vida Con ELLA

Cuéntame algo en: doctorgustavoleon@gmail.com

Llega un momento en la vida

Cuando todo parece venirse abajo, no se vislumbra una salida, nadie puede darte consuelo,  cuando todo es oscuro, no hay esperanza,  cuando vives la negra noche del alma y no hay nada en que creer.  Si aquello que más amas,  te produce un dolor tan terrible que no...

leer más

Iniciación

Cuando era pequeño,  con apenas doce años,  por causalidad,  cayó en mis manos un libro que me impactó mucho,  hablaba de la vida de una gaviota,  no de cualquier ave,  sino de una muy especial,  “Juan Salvador Gaviota”. Este libro,  creo que marcó un antes y un...

leer más