Seleccionar página

Me llamo Gustavo León, hace 8 años que vivo con ELA. Puestos a ser positivos,  llevo 3 años de regalo, y puestos a ser aún más positivos, esta es una experiencia única.  Puede que parezca frívolo al afirmarlo,  pero,  si algo te da la ELA, es libertad para pensar y decir lo que te plazca, sin ofender a nadie. Pues obrar de manera ecológica es una máxima que me impongo. Mi aventura empieza con cuarenta y tantos años, tengo una estabilidad económica, una carrera con bastante éxito y una familia que me colma, entonces aparecen unos síntomas que empiezan a preocuparme, unas fasciculaciones, como unos movimientos espasmódicos, en mi bíceps izquierdo, cosa que achaco al estrés, pues soy médico de urgencias, además de tener una consulta privada que va muy bien.

Como médico,  me preocupo por mi salud, como bien, hago ejercicio físico con la regularidad que mi profesión me permite y no tengo hábitos tóxicos, salvo el estrés.

Pero en mi interior, algo me dice que no estoy bien. Consulto con algunos colegas de profesión, ninguno especialista en neurología, tratando de encontrar algo que me indique que la alarma que suena en mi cabeza, es solo una tontería, que es producto del trabajo y que se me pasará. Acudo al hospital, con la ayuda de una buena amiga, me presenta a un neurólogo al cual le cuento mis síntomas y mi preocupación porque fuera ELA. Entre bromas, me reconoce que la enfermedad  es complicada de diagnosticar y que no me preocupe. Que suelen darse por estrés muchos síntomas, no me tranquiliza en absoluto, ya tengo claro mi diagnóstico y he aquí mi gran tremendo error,  yo mismo me diagnostiqué.

El resto, ya es historia. Una historia que voy a reflejar en este Blog, que hemos llamado Mi Vida Con ELLA

Cuéntame algo en: doctorgustavoleon@gmail.com

Caos.

Nadie quiere sanar. Sanar conlleva mucho trabajo y tiempo. Así de claro lo veo, me incluyo en el lote. Sanar, no tiene nada que ver con curarse o aliviarse, es mucho más, sanar conlleva una transformación esencial, sanar implica cambiar, dejar de ser aquél que enfermó...

leer más

Silencio.

En el silencio se encuentra el sosiego, cuando uno es quien lo elige. El silencio impuesto, puede ser una tortura o no. Cuánto nos cuesta escuchar, cada vez hay más ruido en nuestras vidas, oímos pero la mayoría de las veces no escuchamos, cada vez hay menos lugar...

leer más

Nostalgia.

Todos y todas, en mayor o menor medida hemos tenido una pérdida de alguien a quien amábamos, el dolor es inevitable, a pesar de que nos digan que ha pasado a mejor vida, a pesar incluso de que estuviera aquí sufriendo, el apego nos vuelve vulnerables y su recuerdo nos...

leer más

La Montaña

Mi abuela Carmita, la de Navarro era una mujer singular, mis recuerdos se enriquecen ahora que paso en la Aldea más tiempo, eso me ha permitido recabar, sin pedir, los testimonios de tantos vecinos que tuvieron la suerte de compartir con ella, y digo compartir en el...

leer más

De Fiestas

En mi pueblo, La Aldea de San Nicolás, el tiempo transcurre muy lentamente, tan despacio que pareciera que el segundero está agonizando, un segundo dura una eternidad, sin embargo, los días pasan volando, es la incoherencia del pueblo. Ahora mismo, la Aldea huele a...

leer más

Lluvia de estrellas.

En unos días será mi cumpleaños, uno más que celebraré como el primero o como el último, sea como sea, será único, irrepetible. En este voy a encontrarme con viejas amistades, que compartirán conmigo sus risas y cariño. Yo, por mi parte les tengo preparada una lluvia...

leer más

Paz

Me ahogo, se dispara la alarma en mi interior, me ahogo, acababa de comer y a la jodida Mary ELA le dio por llenar de flema mis bronquios, me ahogo, junto a mí se desespera mi familia, me ahogo, mi cuerpo se esfuerza en toser con la poca fuerza que me queda, me ahogo,...

leer más

Si lo hubiera sabido

Anoche me desvelé, no sé bien por qué, pero ahora, desde mi cama se oye el mar, eso y una ya larga experiencia de noches en vela, me sumió en un estado de ensoñación que, lejos de desesperarme, me llena. Desde mi reciente mudanza, cerca del mar, mi sueño se ha vuelto...

leer más

Tiempo de volar

La vida se basa en etapas. La felicidad consiste en la adaptación a cada etapa. Esta deducción, no es mía, es de mi amigo Alex, un filósofo surfero que va cogiendo las olas de la vida según dicten las mareas. Leí una vez de un Nobel de economía, que es psicólogo, que...

leer más